volver
Sipenbol
Categoría
Protección
Subcategoría
Detención
Cliente
Bolivia Ministerio de Gobierno / Régimen Penitenciario
Beneficiario final
Personas privadas de libertad

Resumen

En 2016, la administración del sistema penitenciario boliviano se dirigió a Tutator para que desarrollara una aplicación de gestión de casos para las cárceles en el país. El desarrollo y despliegue del sistema (Sistema de Información Penitenciaria de Bolivia - SIPENBOL) comenzó poco después y la primera versión se desplegó en 2017, con versiones de seguimiento posteriores.

El programa informático SIPENBOL ha permitido al Gobierno de Bolivia mejorar las condiciones generales y la protección de los derechos humanos de las personas detenidas en el país, mediante la recopilación de datos precisos, la promoción de la transparencia y el acceso en tiempo real a la información para fomentar la formulación de políticas basadas en datos reales.

Descripción

[rev_slider alias=”bolivia”]

El sistema penitenciario en Bolivia es uno de los más desafiantes del mundo: el hacinamiento es de más del 350% (https://www.prisonstudies.org/country/bolivia), la gran mayoría de los presos están en prisión preventiva, miles de ellos por más de los 3 años (máximo legal) y algunos, incluso, tienen problemas en el registro su expediente en el órgano judicial.

Así, que cuando en 2016 el director de Régimen Penitenciario en Bolivia se acercó a Tutator para desarrollar un sistema de gestión de casos para todas las prisiones del país, ambos estábamos entusiasmados con la posibilidad de mejorar las condiciones de los detenidos; pero, también aprensivos ante la posibilidad de que tal herramienta pudiera ser utilizada para reforzar un sistema punitivo en lugar de mejorarlo. Después de consultar con varias organizaciones internacionales (ONUDD, CICR) decidimos que esta era una oportunidad para que Tutator pusiera su pie en la puerta del sistema penitenciario boliviano, trabajando desde abajo para tratar de mejorar el sistema y las condiciones de los detenidos.

Comenzamos el trabajo a finales de 2016 para desarrollar un sistema con los objetivos de:

  • Permitir el recojo de datos y el acceso a ellos en todos los niveles del sistema penitenciario, para que las autoridades puedan elaborar políticas adecuadas basadas en datos reales.
  • Promover un enfoque interdisciplinario de la gestión de los casos de los detenidos, centrado en la prestación de atención especializada y en la protección de los derechos de esta población.

La primera versión del programa informático SIPENBOL se entregó a la autoridad penitenciaria en 2018 y constaba de los dos primeros módulos: registro de reclusos (entrada y salida) e información sobre los casos jurídicos. Tutator brindó capacitación a los usuarios del sistema y se desplegó en la zona central del país, en un programa piloto (La Paz, Cochabamba y Santa Cruz - una zona que abarca entre el 75 y el 80% de la población del país).

Tras el éxito del despliegue de la primera versión, Tutator fue contratado por el Gobierno boliviano para ampliar la funcionalidad del sistema. Hoy en día el software está en su tercera versión y los módulos recientes incluyen:

  • Área psicológica, social, médico y odontológica.
  • Integración en el sistema de gestión de casos del poder judicial
  • Registro de visitas externas
  • Integración en el sistema OpenID de la Agencia de Tecnologías de la Información del Estado (un solo registro de identificación en todos los sistemas del Estado)
  • Integración en el sistema central de identificación (tarjeta de identificación, foto, huella dactilar, etc.).

A partir de 2020, el plan del Ministerio de Gobierno es ampliar el uso del sistema para que abarque el 100% de las prisiones de todo el país.

Impacto

El sistema lleva funcionando sólo un par de años y ya ha tenido un gran impacto en la protección de los derechos humanos de las personas detenidas en Bolivia.

Poco después de que se lanzara la primera versión de SIPENBOL, la autoridad penitenciaria hizo un censo manual de todos los detenidos en todo el país y cargó los datos en el sistema SIPENBOL. Esto les proporcionó una visión completa de la situación actual, incluyendo un recuento exacto de toda la población en el sistema carcelario, que en 2018 era de 17.308 personas. Cuando consultaron con el Órgano Judicial cuántas personas tenían registradas en los expedientes de los juzgados, el número llegó a 12.000, lo que muestra que hay miles de personas en prisión sin expediente judicial. Ambas organizaciones se han comprometido a trabajar conjuntamente para identificar todos los casos de detenidos que carecen de expediente judicial y tratar de resolver sus casos.

A finales de 2018, el presidente de Bolivia ofreció un programa de amnistía para 2.535 presos en todo el país, como parte de la política humanitaria del Gobierno de ayudar a los que permanecen en prisión por delitos menores. Para identificar estos casos se utilizó la base de datos de SIPENBOL y se dio prioridad a las personas pertenecientes a uno de estos grupos:

  • Mujeres embarazadas en el momento del indulto o que tienen un hijo lactante
  • Las personas que tienen la custodia de un niño menor de seis años o con una discapacidad
  • Personas a partir de los 58 años.
  • Personas con una enfermedad terminal debidamente certificada.
  • Personas con una discapacidad.

Desafíos

Los desafíos para desarrollar el sistema SIPENBOL fueron muchos, pero los más importantes se centraron en la falta de infraestructura existente (red, computadoras, escáneres, impresoras), de personal y comprensión de cómo debería funcionar ese sistema (requisitos funcionales) y cómo debería desplegarse.

Para superar estas dificultades, Tutator colaboró estrechamente con el equipo responsable de Tecnologías de la Información y Comunicación para especificar el diseño y los requisitos de los servidores, las terminales y la infraestructura de la red.

Para los requisitos funcionales, nuestro equipo fue a visitar varios centros de detención para observar y documentar el proceso existente y habló con los usuarios para entender sus necesidades, desafíos y condiciones de trabajo. Construimos prototipos que sometimos a revisión para asegurarnos de que el producto final iba a satisfacer las necesidades del cliente y los usuarios.

Historia

  • 2016 Comienza el diálogo
  • 2017 Recopilación de requisitos
  • 2017 Desarrollo de la primera versión del sistema.
  • 2017 Formación de instructores SIPENBOL V. 1
  • 2017 Implementación del sistema en 3 departamentos.
  • 2018 Recopilación de requisitos para la segunda versión de SIPENBOL
  • 2018 Desarrollo de la segunda versión del sistema.
  • 2018 Prueba de SIPENBOL V.2.
  • 2019 Instalación de SIPENBOL V.2.
  • 2019 Recopilación de requisitos para la interoperabilidad del sistema con otras instituciones.
  • 2019 Desarrollo de componentes.
  • 2019 Instalación de SIPENBOL V. 2.5.

Resultados / Impacto

Una de las mayores debilidades del Estado boliviano era tener información actualizada sobre las personas privadas de libertad. La SIPENBOL aborda este problema y con la implementación del sistema en casi todo el país, el Estado cuenta con datos reales que le permiten tomar mejores decisiones y formular políticas públicas orientadas a mejorar las condiciones de estas personas.

Asimismo, con la segunda versión de la SIPENBOL se incluyen los equipos interdisciplinarios para que, a través del sistema, puedan realizar un seguimiento más especializado de los casos que atienden y asegurar la continuidad de la asistencia, aunque haya un cambio de personal. Esto repercutirá positivamente en el trabajo que se realice con cada persona privada de libertad y se brindará un servicio más efectivo.

CONOCE NUESTROS PROYECTOS