volver
MOSPA
Categoría
Justicia
Subcategoría
Justicia Juvenil
Cliente
Ministerio de Justicia
Beneficiario final
Adolescentes en conflicto con la ley

Resumen

El MOSPA (Módulo del Sistema Penal para Adolescentes) forma parte del Sistema de Información para Niños y Adolescentes (SINNA) de Bolivia y tiene por objeto gestionar los casos de adolescentes en conflicto con la ley. Una vez desplegado, este proyecto ayudará a proteger y reintegrar en su comunidad a los cientos de niños que están atrapados en el sistema penal de Bolivia, ofreciéndoles alternativas a la detención, un seguimiento psicológico y social constante, educación y capacitación profesional.

Descripción

[rev_slider alias=”bolivia”]

A finales de 2014 el Estado de Bolivia adoptó una nueva norma sobre los derechos de la niñez (CNNA - Código de la Niña, Niño y Adolescente). Esta nueva ley exigía al Estado de Bolivia (a través del Ministerio de Justicia) que pusiera en marcha un sistema de información de ámbito nacional para hacer un seguimiento de todos los aspectos de la protección de los niños y adolescentes (SINNA - Sistema Información Niña Niñez y Adolescencia). A principios de 2015, Tutator realizó un diagnóstico del actual sistema de justicia juvenil del país para evaluar cómo la aplicación de las nuevas tecnologías podría ayudar a aplicar el nuevo Código NIña, NIño y Adolescente. Los resultados del diagnóstico se presentaron al Gobierno boliviano en La Paz en agosto de 2015 y poco después Tutator firmó un acuerdo con el Ministerio de Justicia para ejecutar diversos proyectos en el país con objeto de aplicar la nueva norma y elaborar módulos para el sistema SINNA.

La primera fase del proyecto comenzó en 2016 y se centró en la elaboración de tres normas especializadas para apoyar la aplicación del nuevo código:

  • Procedimientos judiciales.
  • Defensa especializada para adolescentes.
  • Ejecución de medidas socioeducativas.

Este desarrollo fue un trabajo de colaboración entre los operadores del sistema de justicia juvenil del país, expertos locales (jurídicos, psicólogos, trabajadores sociales, educadores, etc.) así como expertos internacionales que brindaron asesoría desde una perspectiva doctrinal y de justicia restaurativa a lo largo del proceso.

Es importante señalar que, en la elaboración de estas nuevas normas se hizo especial hincapié en la justicia restaurativa y las medidas socioeducativas no privativas de libertad para el adolescente en conflicto con la ley.

Esta primera fase del proyecto se completó a finales de 2016, y las nuevas normas se aprobaron oficialmente a principios de 2017 mediante una resolución ministerial, dándoles la misma condición jurídica formal en Bolivia.

La siguiente fase del proyecto se centró en la elaboración y el despliegue de un curso de capacitación para el operador del sistema de justicia para adolescentes de Bolivia, que abarcó los derechos humanos, especialmente de la niñez y adolescencia, normativa en justicia juvenil internacional y de Bolivia. El objetivo era elaborar un curso integral en línea que, por razones de sostenibilidad, sería administrado por el Estado de Bolivia.

La capacitación fue diseñada por Tutator bajo la dirección del Ministerio de Justicia y la Escuela de Jueces del Estado. La primera versión del curso se inició a fines de 2017 y a fines de 2019 más de 500 profesionales han asistido a los cursos de capacitación en línea.

Mientras que Tutator desarrolló la primera versión del curso, el Estado de Bolivia ha asumido la actualización del contenido y está publicando nuevas versiones regularmente, garantizando la sostenibilidad de este curso virtual.

Esta fase del proyecto se llevó a cabo bajo el paraguas del Ministerio de Justicia y a cargo de Tutator, que también coordinó los esfuerzos con otras instituciones como Fundación Construir y ProgettoMondo MLAL y con el apoyo de la Unión Europea y la Cooperación Italiana.

A principios de 2017, Tutator inició la tercera fase del proyecto: el desarrollo del módulo MOSPA, el programa informático de gestión de casos para adolescentes en conflicto con la ley. Esta fase comenzó con un proceso de recolección de requerimientos que incluyó visitas a los centros de detención y alternativos a la detención en todo el país, mapeo de los nuevos procesos normativos a los procesos de software, así como la realización varios eventos participativos con los operadores del sistema de justicia juvenil (psicólogos, trabajadores sociales, educadores, personal médico)para estandarizar la captura de datos interdisciplinarios.

Una vez que todos los requisitos fueron documentados y aprobados por el Ministerio de Justicia, el desarrollo del programa informático de la MOSPA comenzó, utilizando como base la Plataforma de Gestión de Beneficiarios de Tutator. Los objetivos generales del módulo de software son:

Proteger los derechos del adolescente en conflicto con la ley mediante

  • Aplicación del Código de la Niña, Niño y Adolescencia y las normas de justicia juvenil de Bolivia
  • Proporcionar privacidad y protección de acceso a los datos.
  • Proporcionar transparencia en todas las etapas del proceso judicial
  • Permitir el registro y seguimiento de los datos (responsabilidad) en todas las etapas del proceso judicial
  • Poner a disposición datos pertinentes en tiempo real, para permitir la elaboración de políticas basadas en información actualizada.
  • Mejorar las comunicaciones interinstitucionales.

El software se completó e instaló en los servidores del centro de datos del Ministerio de Justicia a finales de 2019 y se espera que entre en funcionamiento en todo el país a mediados de 2020.

Impacto

El principal impacto fue la aplicación operativa de las disposiciones del Código de la Niña, Niño y Adolescente. Teniendo en cuenta el amplio proceso participativo que supuso la elaboración de los manuales, se construyó una red de expertos que promovió y sigue apoyando la adecuada aplicación del Sistema Penal para Adolescentes.

Esto también conduce a una creciente especialización del Sistema Penal de Adolescentes en Bolivia, lo que se traduce en un trabajo más especializado con los adolescentes en conflicto con la ley, así como en un mayor respeto de sus derechos.

Por último, con la puesta en marcha del MOSPA, se contará con una herramienta que contribuirá significativamente en el seguimiento de los casos de adolescentes en todo el país y en la formulación de políticas basadas en datos actuales, para continuar construyendo este sistema.

Desafíos

Como los reglamentos eran nuevos, no había muchos conocimientos para aplicarlos

Cambios constantes de personal a nivel local y nacional.

La falta de equipo informático en los centros para adolescentes

La falta de conexión a Internet en algunos centros para adolescentes.

CONOCE NUESTROS PROYECTOS